ZOHO Webinars OnDemand

Cuando nos damos cuenta de que necesitamos una nueva persona en nuestro equipo, hay muchas personas que cometen el ‘error’ de poner un post en LinkedIn acerca de la vacante y esperar que la magia suceda sola.

Decimos que es un error porque teniendo en cuenta las posibilidades que nos ofrecen las redes sociales, es una lástima malgastarlas por hacer una publicación random que no sabemos qué éxito tendrá o a quién atraerá.

Por lo tanto, vamos a hacer un listado de los cinco errores clásicos en el reclutamiento a través de redes sociales y cómo podemos subsanarlos para poder sacarles el mejor partido posible y así llegar lejos con Zoho Recruit.

  1. Nadie te conoce o confía en ti. Si tu empresa tiene una página oficial en redes sociales, pero casi no la usas, solo publicas de vez en cuando, no generas relación con sus seguidores y no compartes nada que les interese… Cuando publiques una oferta de trabajo, pasará sin pena ni gloria.
    En cambio, si te esfuerzas por implantar en tus redes sociales la imagen de experto que tienes en la vida real, si compartes contenido interesante y estableces relación con tus seguidores, si eres referencia en tu sector porque estás siempre publicando contenido importante… Lo que ocurrirá cuando publiques una oferta de trabajo es que será bien recibida y compartida convenientemente.
  2. Eres tan aburrido como todo el mundo.Hola, estamos buscando un nuevo programador en lenguaje TAL y CUAL. Si crees que podría interesar a tus contactos, comparte esta publicación, por favor’. NOS MORIMOS DEL ABURRIMIENTO. No llamará la atención de nadie.
    En cambio, si optamos por algo tipo ‘Necesitamos una dosis extra de talento y pasión para que nuestro equipo crezca, si sabes programar y además tienes habilidades sociales básicas, así como gusto por una cerveza al salir de trabajar, te estamos buscando’, ¡seguro que llamamos la atención!
  3. Está claro que en nuestra compañía quizás tengamos entre cinco y diez perfiles distintos (desde administrativos a contables pasando por diseñadores, programadores, equipo de marketing…) y por lo tanto, es complicado que todos esos perfiles estén presentes en todas nuestras redes sociales. Por ello, no debemos cansar a nuestros seguidores posteando ofertas de puestos que no se encuentran en la red social.
    Por ejemplo, quizás sea mejor buscar un diseñador gráfico en un portal especializado, más que en LinkedIn. Pero en LinkedIn es posible que encontremos a un buen experto en marketing. Así que pensemos bien dónde vamos a buscar antes de lanzar un mensaje.
  4. ¿No se te ha ocurrido invertir un poco? Por un presupuesto más pequeño de lo que crees, podrías llegar a un público más específico y que esté plenamente interesado en la oferta, porque quizás aún no es seguidor tuyo, pero podría serlo.
  5. Volvamos al clásico acercamiento, pero online. Es posible que los mejores candidatos para el puesto que estás buscando estén trabajando ya. Por ello, aunque publiques la oferta en redes sociales y en foros especializados, puedes iniciar el contacto con posibles candidatos que hayas encontrado a través de los buscadores de LinkedIn, por ejemplo. Que no se diga que por contar con herramientas online digitales que automatizan procesos vamos a dejar de lado el contacto directo.

Todos estos consejos sumados a lo que nos ofrece Zoho Recruit nos ayudarán a que mejore el proceso de reclutamiento y se resuelva de forma eficaz, con el mejor candidato posible.

¿Te ha quedado alguna duda? Si quieres que hablemos sobre Zoho Recruit y cómo sacarle el máximo partido a esta herramienta de reclutamiento, nos encantará que te pongas en contacto con nosotros.

Texto original: Tony Restell Traducción y adaptación: SagitaZ

DEJAR RESPUESTA